Blog

¿Cómo vivir una cocina sin plásticos?

Jul 30, 2021


Dicen que para que una sociedad evolucione lo primero que tiene que pasar es educar y concienciar en darle solución a los problemas que no nos dejan crecer. Pues bien, el plástico y el uso que se hace desde hace décadas de este material se ha convertido en un serio problema para todos. Se degrada muy lentamente y esto está produciendo la acumulación de grandes cantidades de residuos repartidos por el planeta que contaminan de una manera considerable nuestro medio ambiente.
El reciclaje se está convirtiendo poco a poco en una costumbre global, cada vez hay más información sobre el efecto negativo de este material, lo que está produciendo que adaptemos nuestras costumbres.
El plástico está en todos los lados, pero uno de los lugares de nuestra casa donde más se concentra su utilización es en la cocina: multitud de envases, alimentos empaquetados, film transparente, papel de horno, tupperware, lo tenemos hasta en las bolsas de basura.
Hoy os hemos preparado unos pequeños consejos con los que queremos ayudaros a eliminar el uso del plástico en vuestras cocinas.

Ideas para comenzar a vivir sin plástico

Cuando comienzas a reciclar, te sueles dar cuenta de dos detalles principalmente, el primero es la gran cantidad de cosas que contienen plástico y que usamos a diario, y el segundo es que para hacer una gestión correcta de tus residuos, vas a necesitar un espacio específicamente reservado para tal fin.
¿Tienes terraza? Este será un buen lugar donde crear tu pequeño centro de reciclaje, donde colocar un armario preparado para la separación de los distintos materiales, en el que también puedas colocar tu basura orgánica evitando olores en el resto de la cocina.
Si estás pensando en renovar tu cocina, ten en cuenta este espacio y pregunta por las opciones que hay actualmente para integrar una zona de reciclaje en el mobiliario de tu cocina, hará que todo el proceso de segregación sea mucho más cómodo.

 

Remplaza el plástico

Uno de los mejores hábitos para conseguir tener una cocina sin plásticos es intentar generar menos residuos, para eso hay otras formas de planificar las compras para así evitarlos desde el momento de origen.
Puedes comprar muchos de los productos a granel como: frutas, verduras o legumbres, evitarás muchos de los envases en los que suelen venir estos alimentos.
Usa bolsas de tela para realizar la compra, reutilízalas todas las veces que puedas, además alimentos como el pan se mantendrán en perfecto estado si utilizas una de estas bolsas de algodón para su almacenaje.
Ten a mano recipientes de cristal para almacenar, refrigerar y portar tus alimentos, son muy prácticos. Los puedes conseguir reusando los frascos en los que vienen alimentos como legumbres cocidas o encurtidos, estos envases son cómodos y su cierre de rosca asegura un buen mantenimiento de los alimentos, además de un sistema eficiente a la hora de ser transportados, ya que no se derramará su contenido.
Puedes empezar a utilizar materiales desechables como el bambú para vajillas y utensilios de cocina como tablas de cortar, cucharones, pinzas, ensaladeras o Vajillas.

Como podéis comprobar hay infinidad de consejos para que tu cocina sea cada día un lugar más respetuoso con el medio ambiente, la creatividad puede ayudarte a conseguirlo.
Es una transición que se realiza lentamente, pues implica cambiar algunos hábitos de consumo que tenemos muy arraigados, pero con el tiempo y dedicación se puede llegar a ser muy autosuficiente y contribuir con pequeños gestos a generar un mundo mejor.

 

<< Go back to the previous page